Primeras reglas de Estado Abierto

El Instituto de Transparencia de la Ciudad de México (InfoCDMX) será el primero en contar con una estructura ad hoc para impulsar la apertura del Estado en los tres poderes, alcaldías e instituciones autónomas.

Ciudad de México, 27 de febrero.- Reconozco que estoy muy contenta –y con la gran responsabilidad– de estar en posibilidad de aportar a la vida pública desde la arena de la autonomía, al haber sido designada comisionada ciudadana del #InfoCdMx el 18 de diciembre de 2018. Y más porque implica desarrollar la agenda de apertura institucional en la que he trabajado por años.

El proyecto sobre Estado Abierto que presenté tanto en enero de 2018 ante la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, como en noviembre ante el Congreso de la Ciudad de México, dará los primeros frutos con la reforma al Reglamento del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (InfoCdMx).

De la Constitución al Reglamento
En la capital del país la apertura del Estado es obligatoria. La Constitución Política de la Ciudad de México señala que la apertura debe contribuir a la solución de los problemas públicos (párrafo dos, apartado 1 del artículo 60 constitucional). La apertura debe ser un lenguaje común y práctica cotidiana para cualquier autoridad. Así de simple, con todo lo que ello implica.

La apertura será implementada por el organismo garante de transparencia y acceso a la información de la Ciudad, a través de la estructura que está prevista en la reforma que realizaremos al Reglamento, bajo la Dirección de Estado Abierto, Estudios y Evaluación.

Es un área puntera en México, pues de los 33 institutos autónomos existentes (el nacional y los 32 locales), el InfoCdMx será el primero en contar con una estructura ad hoc para impulsar la apertura del Estado en los tres poderes, alcaldías e instituciones autónomas.

En el contexto de diseño institucional, ningún reglamento de organismos garantes contempla la obligación de garantizar el Estado abierto. Nos dimos a la tarea de revisar sus reglamentos, estructuras y sitios web, y encontramos que:

Nueve institutos de transparencia contemplan el concepto de gobierno abierto en su marco legal y como área: Aguascalientes, Campeche, Ciudad de México, Durango, Guerrero, Nuevo León, Oaxaca, Sinaloa y el INAI.

Once cuentan con micrositios de gobierno abierto: Aguascalientes, Ciudad de México, Chiapas, Coahuila, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Sinaloa, Veracruz y el INAI.

Baja California establece en su marco legal tanto gobierno abierto como parlamento abierto.
Aquí presento gráfico que resume el estado actual de los diseños institucionales de los organismos autónomos respecto a la apertura.

Primeras definiciones
La apertura de las instituciones tiene el objetivo de involucrar a las personas en distintas etapas y procesos del ejercicio público con el fin de promover la vinculación de los poderes del Estado, organismos autónomos con organizaciones civiles y sociales, para generar respuestas a necesidades y problemas públicos.

El concepto de Estado Abierto que se establece en la reforma al Reglamento del InfoCdMx “refiere a un modelo del quehacer institucional mediante una interacción pública que abre, incorpora, transparenta, informa con ética, memoria, oportunidad, exhaustividad, y datos abiertos, así como promueve la participación y colaboración, a la totalidad de los programas, proyectos, procesos, funciones, facultades, actividades, asignaciones de recursos públicos, entre otros, que componen a los tres Poderes del Estado, organismos autónomos, así como distintos entes”.

Adicionalmente, “busca involucrar activamente a las organizaciones de la sociedad civil y sociales, así como de las personas interesadas o intervinientes, en las etapas y procesos del quehacer público, incluso en el diseño de las políticas públicas, en la coproducción de bienes y servicios, y en el seguimiento, control y evaluación de la actuación de los distintos poderes, programas y organismos, además de que aprovecha los avances de las tecnologías de la información para promover la vinculación entre Estado y la ciudadanía, reforzando la idea de un Estado colaborativo”.

El área encargada del InfoCdMx de Estado Abierto se integrará por tres brazos: Parlamento Abierto, Justicia Abierta y Gobierno Abierto. La construcción de la apertura de las instituciones –y de la sociedad misma- habrá de aprovechar la inteligencia pública generada por especialistas, organizaciones, grupos, medios de comunicación, investigadores, academia y cualquier persona que busque o exija solucionar problemas públicos y necesidades concretas.

Con el cierre de febrero de 2019 comienza una nueva etapa en la Ciudad de México con retos monumentales en el ejercicio del servicio público. La coordinación del área y el tema de Estado Abierto está en mi responsabilidad como Comisionada Ciudadana. Los resultados deberán ser muy puntuales y aterrizados; difundiré el trabajo que se desarrolla a través del sitio.

Si con impulsar la apertura de las instituciones del Estado no contribuimos a mejorar la calidad de vida de las personas, no habremos logrado lo importante: construir bienestar público con rendición de cuentas y con elementos de un Estado democrático de Derecho.

Texto original publicado en Animal Político

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3° Numeralia agregada | 16 ene – 27 feb
Previous post
Transición
Next post
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial