Posicionamiento de la Comisionada Nava Polina, 8M Día internacional de la Mujer y 9M: #UnDíaSinNosotras.

Ciudad de México, 9 de marzo de 2022

  • ¿Cómo es #UnDíaSinNosotras? Hoy 9 de marzo las mujeres paramos y nos pronunciamos desde los distintos ámbitos y esferas públicas y sociales.
  • Es necesario reflexionar sobre el papel y el aporte de las mujeres en la toma de decisiones públicas, más aún cuando se cumplirán 3 años de la reforma constitucional sobre paridad de género en toda la estructura del Estado mexicano, la cual, como saben, abarca a los poderes Ejecutivo, Legislativo, Judicial y a los organismos autónomos. 
  • Al respecto, quisiera señalar qué implicaría #UnDíaSinNosotras en el ámbito de los colegiados como garantes del derecho a saber y la protección de datos personales.
  • En México existen 33 organismos garantes: uno nacional y 32 locales, cuyas personas integrantes son designadas por el Senado y por las 32 legislaturas de las entidades federativas, respectivamente.
  • Los organismos garantes son instancias colegiadas donde uno o una de sus integrantes del pleno desempeña la titularidad de la institución, lo que conlleva dirigir las funciones administrativas, la representación jurídica, entre otras facultades. En el caso del INAI, organismo garante nacional, son 7 integrantes del pleno: 4 hombres y 3 mujeres, una de ellas preside el Instituto; respecto a los 32 organismos garantes locales (OGL’s), sólo en 10 de ellos la presidencia es ocupada por una mujer. 
  • En cuanto a paridad, de 117 personas comisionadas que se congregan en los 33 organismos garantes, 60 son hombres (51%), 53 son mujeres (45%) y el resto 4 son espacios vacantes.En 13 de 33 garantes hay más de 50% de mujeres en el pleno. Son 11 coordinadoras -de 16- del Sistema Nacional de Transparencia.
  • En este contexto, #UnDíaSinNosotras implicaría que un Pleno como este, no podrían tomarse decisiones, es decir, hoy no podría llevarse a cabo esta sesión por falta de quórum legal.
  • Siempre se ha dicho que la representación descriptiva (numérica) de las mujeres no es suficiente para alcanzar la igualdad. Sin duda alguna, el gran reto institucional se encuentra en el trabajo y la interacción cotidiana, donde se garantice que la toma de decisiones de y para las mujeres tenga perspectiva de género, de inclusión y de respeto a los derechos humanos.
  • En ese sentido, es positivo que las mujeres sean protagonistas en estos colegiados. Pero es momento de redoblar esfuerzos para que ello contribuya a decisiones que beneficien a las mujeres, especialmente las que están en situación de vulnerabilidad.
  • Resalto la lucha de las mujeres por nuestros derechos, en un contexto de violencia sistémica, la cual está impregnada en todos los contextos y planos públicos y privados. Es necesario identificar y combatir los diversos tipos de violencias a los que día a día nos vemos sometidas:
    • 2 de cada 3 mujeres mexicanas mayores de 15 años han experimentado violencia en su vida
    • 10 mujeres fueron asesinadas cada día en 2021 por su género
    • 14 millones de mujeres no pueden buscar trabajo por deberes domésticos conforme a Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.
  • También la violencia política contra las mujeres es patente. Comprende todas aquellas acciones u omisiones de personas servidoras públicas que se dirigen a una mujer por ser mujer (en razón de género), y que tienen un impacto diferenciado en ellas o les afectan desproporcionadamente, con el objeto o resultado de menoscabar o anular sus derechos político-electorales, incluyendo el ejercicio del cargo.
  • Es imperativo que reine el respeto a la pluralidad de voces y posturas en espacios en el que hoy nos encontramos y en los que somos parte para la toma de decisiones. Hacerlo es nuestro derecho.
  • Juntas debemos avanzar hacia una construcción de paz positiva en donde nuestras voces sean escuchadas y nuestras decisiones respetadas, y nuestras aportaciones sean reconocidas, sin ser borradas, ocultas o copiadas con simulación.
  • Es momento de erradicar y desdibujar los micromachismos que en cotidianidad de nuestros trabajos y vidas aún permean como el mansplaining, gaslighting; manterrupting y el bropriating.
  • Estos micromachismos como lo han referido suelen ser violencias sutiles en la vida cotidiana y desapercibidos.
  • La perspectiva de género cuestiona los estereotipos, ayuda a visibilizar y cuestionar las desigualdades históricas que están normalizadas.
  • Sumar, reconocernos, complementarnos como mujeres desde cualquier comunidad, grupo y ámbito social en el que nos desarrollemos, para conformar piso parejo de las mujeres.
  • Es cuanto, gracias.