#AperturaEnCOVID19 | Necesidades + respuestas (3era entrega)

La actual situación de emergencia global derivada de COVID19 impone retos sin precedente a las autoridades. Los gobiernos, con recursos y capacidades limitadas, deben en primer lugar proteger la vida, garantizar la integridad y los derechos de las personas como sus prioridades inmediatas. Sin embargo, esto no lo pueden lograr en el vacío: lo deben hacer de manera abierta, con información oportuna y accesible para toda la sociedad y con un compromiso por incorporar los más altos estándares de transparencia y anticorrupción en todo el ciclo de responsabilidad frente a esta contingencia.

Solo así, los gobiernos, las personas, la iniciativa privada y, en general la sociedad, podemos aspirar, no sólo a superar la contingencia actual, sino a sentar las bases para una nueva normalidad con esquemas más sólidos de una gobernanza abierta que construya sociedades más sostenibles, incluyentes y resilientes.

Es por ello que en el caso de la Ciudad de México, y en particular desde la agenda de Estado Abierto que se impulsa en el InfoCDMX, se desarrolló de manera colaborativa, el Decálogo de Apertura y Anticorrupción en COVID19. Este instrumento fue suscrito y respaldado por más de 115 organizaciones de la sociedad civil, activistas, académicos, representantes de sistemas locales anticorrupción y Organismos Garantes del derecho de acceso a la información de otras entidades federativas.

Este Decálogo contiene recomendaciones de apertura, aterrizados en diez principios que forman la base para publicar y divulgar información relativa a las acciones que realizan Organismos Garantes de la transparencia, organizaciones de la sociedad civil, de la iniciativa privada y sujetos obligados, en materia de transparencia, apertura y anticorrupción con relación a la emergencia sanitaria por COVID19 en México. El propósito es que la información útil y relevante esté al alcance de todas las personas.

Por esta razón, la relevancia del Decálogo radica en su potencial para inspirar a la ciudadanía en emprender acciones de vigilancia ciudadana para exigir cuentas claras sobre los esfuerzos realizados; en otras palabras, realizar acciones de monitoreo. A su vez, inspira a instituciones que ejercen recursos públicos para transparentar y justificar su actuar, principalmente a través de la publicación de información como transparencia proactiva. Sin apertura ni rendición de cuentas en torno a la COVID19 no será posible combatir la corrupción.

La implementación del Decálogo se realiza en 3 fases, de las cuales la primera inició el pasado 21 de mayo de 2020 con el lanzamiento de la campaña #AdoptaUnCompromiso de Transparencia y Anticorrupción en COVID19 impulsada por el equipo de Estado Abierto del InfoCDMX. Esta primera fase consiste en adoptar compromisos a partir de acciones de implementación o monitoreo que realizan los actores en torno a la contingencia por COVID19, apoyados en los principios que se encuentran en el Decálogo.

El objetivo de la campaña consiste en promover, difundir e impulsar las acciones implementadas por las personas investigadoras, las organizaciones de la sociedad civil, la iniciativa privada, la sociedad civil y por los sujetos obligados en todo el territorio nacional. Una vez registrada la acción, se da el seguimiento para difundirlas ampliamente y en su caso, proporcionar áreas de oportunidad.

Con esta suma de esfuerzos, la sociedad se beneficia al tener información confiable y de calidad que le permita hacer frente a la situación de emergencia causada por COVID19.

Asimismo, el 7 de septiembre, en el marco del 2do Coloquio por una Reconstrucción Abierta (Internacional) se presentó el 1er Informe Ejecutivo Bimestral y el Compendio de infografías de las acciones realizadas por cada uno de los actores.

Actualmente nos encontramos en la segunda fase del Decálogo. Esta consiste en conocer las necesidades de información que identificaron los actores a partir de las acciones trabajadas de implementación y monitoreo, ya sea a nivel municipal, estatal o federal. El objetivo es identificar si atendieron estas necesidades y cómo las atendieron. De esta forma, será posible ubicar buenas prácticas utilizadas y visibilizarlas para atender la falta de información, reducir brechas de información, mejorar la toma de decisiones tanto de personas como de entes públicos y promover la rendición de cuentas de los recursos públicos y privados utilizados durante la emergencia sanitaria por COVID19.

La recolección de información para esta segunda fase se hará por medio de un cuestionario aplicado a todos los actores, junto con revisiones periódicas y comunicación realizadas desde el equipo de Estado Abierto.

La tercera fase se trabajará en los siguientes meses y consistirá en medir y analizar el impacto social y político de las acciones registradas en la campaña. Adoptar y llevar a cabo acciones no debe estar separado de las personas, en este sentido es necesario colaborar y tomar en cuenta los contextos en los que se desarrolla 2da Fase. Atención de las necesidades de apertura y anticorrupción en COVID19. A través del seguimiento realizado a las acciones que integran la campaña #AdoptaUnCompromiso fue posible identificar efectos positivos derivados de 69 acciones implementadas, 1 del Estado de Morelos, 1 del Estado de Oaxaca, 1 del Estado de Sinaloa y 7 de la Ciudad de México.

2020.11.13_Entrega 3 Atención de las necesidades de AyA en COVID19.pdf by Comisionada Nava on Scribd