Derecho a la verdad con apertura

María del Carmen Nava Polina
@MaricarmenNava

La desaparición de personas en México constituye una violación grave a los derechos humanos; las cifras son alarmantes, suman 99,716 personas desaparecidas y no localizadas, de las cuales 2,865 corresponden al periodo de enero al 4 de mayo de 2022, según datos oficiales del Registro Nacional de Personas Desaparecidas.

El difícil acceso a la verdad por parte de las familias de las víctimas crea un ambiente de desconfianza en las instituciones, el cual favorece la impunidad, impide el acceso a la justicia y genera un clima para violentar otros derechos humanos. Una alternativa para reconstruir la confianza de los entes públicos y la sociedad, respecto a esta problemática, es a través de la apertura institucional.

Con esto me refiero, a dotar de herramientas que permitan ejercer el derecho que tienen las familias y organizaciones de la sociedad civil para localizar a las personas desaparecidas. Los derechos de acceso a la información y a la verdad van de la mano en casos de desaparición. El primero de ellos, facilita a las personas contar con información que apoye investigaciones para localizar el paradero de alguna persona; el segundo, el esclarecimiento, juzgamiento, sanción y reparación de los casos graves de violaciones de derechos humanos.

La oportunidad está desde los órganos garantes -como el InfoCDMX- de impulsar acciones para cocrear soluciones públicas con iniciativas que innoven. Como proponer la articulación de una red conformada por activistas, organizaciones, academia, iniciativa privada e instituciones públicas (#CiudadEnApertura) que hagan todos los esfuerzos posibles por poner el derecho de acceso a la información al alcance de toda persona.

Por los resultados, los conoceréis. Y un caso de éxito fue que, mediante una jornada de socialización, una madre solicitó conocer el número de personas desaparecidas por Alcaldía en la CDMX, su edad, género y cuántas de las denuncias se han atendido. Lo que tiene por efecto, una utilidad social, con lo que será posible conocer cuáles son las alcaldías de la CDMX más inseguras para mujeres, niñas, niños y adolescentes.

Otro ejemplo, es la resolución del InfoCdMx que determinó que la Fiscalía General de Justicia de la CDMX entregara los datos que reportaba al Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia entre 2011 y 2018 mediante el Sistema Único de Intercambio de Información entre Procuradurías así como los integrados al Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas.

Estoy cierta que, desde los órganos garantes aportamos utilidad pública, como el portal de datos abiertos del que concentra más de 1 millón 529 mil solicitudes de información de 2007 a 2021; cuando se trata de un tema tan lastimoso como lo es la desaparición de personas. El acceso a la información es una llave muy grande. Sólo con información podemos tener acceso a la verdad.

Texto publicado en La Prensa